domingo, 16 de octubre de 2011

Tal vez...


Podría perecer en cada intento por hablar, pareciera cada intento de respirar que se deslizaba por el borde de su boca, una última exhalación sin destino al que llegar...
Podría morir por robar la silueta que a trasluz se alejaba al galope, en trotes húmedos y lentos sobre su vientre..
Caballero que cabalga entre dulce y amargo, como dulces y amargos eran sus besos, los dados tiempo atrás resultaron traicioneros y ahora ella pagaba su precio, sin ser puñal en su espalda ni mano que lo empuñe..
Podría consumirse en cada pensamiento al borde del precipicio rojo del deseo impaciente..engancharse al tacto de su piel sabia, al misterio impertinente e irremediable ...
Podría perder por saborear el sonido de su voz, el susurro cálido del mismo diablo con todas sus caras, estrellarse contra un espejismo seductor.
Podría... o tal vez, ya no...

5 comentarios:

Ángel Iván dijo...

Si lo que manda es el deseo volverá a chocar contra ese espejismo una y mil veces y no hay forma de evitarlo.
Un saludete.

JOSH NOJERROT dijo...

Los deseos conllevan el instinto por hacerlos realidad, , tal vez se niegue a reconocerlo, tal vez solo son excusas para dejarse llevar de nuevo, es cuestión de tiempo...abrazzzusss

Pamela Janet Rodriguez dijo...

Gracias por brindar toda llegada de albor, el cariño, lo más digno, lo humano que se detiene a través de tus letras, un abrazo y besos.

Pamela Janet Rodriguez dijo...

Gracias por brindar toda llegada de albor, el cariño, lo más digno, lo humano que se detiene a través de tus letras, un abrazo y besos.

Ricardo Miñana dijo...

Hola guapa, estabas desaparecida amiga, espero estes bien.
que tengas un feliz puente.
un abrazo.